¿Por qué es bueno usar un irrigador bucal?

¿Por qué es bueno usar un irrigador bucal?

A la hora de contar con una buena salud en nuestra boca, el higiene juega un papel protagonista. Es la mejor manera de prevenir la aparición de caries, enfermedades bucodentales o cualquier otro tipo de problema en este sentido. Y para que nuestra higiene sea lo más completa posible, existen multitud de productos con los que conseguir la mejor limpieza para nuestra boca.

Los más habituales son los cepillos manuales, los de tipo eléctrico, los interdentales y la seda dental. Sin embargo, existen otros artículos de higiene dental que son menos conocidos pero que ofrecen unos resultados espectaculares. Es el caso de los irrigadores bucales, perfectos para utilizar si se tiene aparato o invisalign en Granada.

¿Qué es el irrigador dental?

Lo primero que tenemos que dejar claro es lo que son los irrigadores bucales. Un aparato que posiblemente conozcas porque lo has visto en tu clínica dental pero que no tenías la mayor idea sobre su existencia para uso doméstico. Se trata de un aparato que aplica un chorro de agua u otro líquido a presión sobre los dientes y encías.

Con su uso se eliminan los restos de comida, la placa dental y las bacterias. Está pensado para utilizar en conjunto con otros productos de higiene como los cepillos o el hilo dental. Además, es el sistema perfecto para limpiar dientes con ortodoncia o implantes dentales ya que no es tan agresivo como otros métodos de limpieza.

Ventajas de utilizar el irrigador bucal

Uso sencillo

Su utilización es muy fácil, sin grandes complicaciones. Únicamente tendrás que colocar la boquilla del irrigador dentro de tu boca, activarlo y apuntar a la zona que quieras limpiar. Su aplicación debe ser lenta y con atención para conseguir los mejores resultados posibles.

Zonas difíciles

A diferencia de los cepillos de dientes tradicionales, con este artículo podrás acceder a zonas complicadas y a la parte inferior de tu boca. Esto hace que no haya ningún rincón de tu boca que no puedas limpiar utilizando un irrigador, lo que lo convierte en un aliado perfecto para mantener una sonrisa sana y limpia.

Previene caries

Hemos comentado en más de una ocasión que el mejor tratamiento para la salud bucodental tiene que ver con la prevención. Y la mejor forma de prevenir enfermedades en la boca tiene que ver con la higiene. Con el uso de este producto se previenen la aparición de caries, mal aliento o inflamaciones. También acaba con las bacterias de dientes y encías.

Múltiples opciones

Actualmente existen muchos modelos de irrigadores bucales, lo que hace que las opciones se multipliquen. Además de contar con muchas posibilidades, también existen modelos con funciones diferentes de irrigación, con posibilidad de controlar la presión y con accesorios para usos específicos que nos ofrecen una higiene mucho más completa.

Si quieres conocer más sobre los irrigadores dentales, sus principales usos y la importancia de utilizarlo, echa un vistazo a este artículo. En él, Oral-B, uno de los principales fabricantes de estos productos y de otros para el higiene de nuestra boca, nos ofrece todo lo que necesitamos saber sobre los irrigadores, así como su utilización de forma correcta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Llamar Ahora
Dirección